Frases Tristes de Amor

  • Te has ido de mi vida para siempre, dejando ese sabor amargo que deja tras de sí quien parte para no volver.

  • Te amé con mi corazón y mi alma y tú ahora te vas, demostrándome con tu partida que nunca mereciste nada de lo que te di.

  • Quiero grabar este instante para siempre en mi memoria, ya que sé que es la última vez que mis ojos tendrán la dicha de verte.

  • El amor va y viene, pero tu recuerdo se quedará conmigo para siempre.

  • Fuiste el ángel que dio vuelo a mi corazón, pero ahora te has convertido en el verdugo que lo corta en pedazos.

  • Te extraño tanto que no creo poder seguir adelante sin tu amor.

  • Tu amor fue el bálsamo que curó a mi corazón, pero ahora las espinas de tu ausencia se clavan en mi alma y hacen que el futuro parezca oscuro y tenebroso.

  • Sé muy bien lo que tu amor hizo en mí, lo que no sé es lo que tu ausencia dejará de mí.

  • Te extraño cada día más y sé que no volverás. No puedo soportar la idea de perderte.

  • Acepté cuando decidiste entregarme tu amor, pero no puedo aceptar que decidas dejarme.

  • Nunca olvidaré lo que fue probar la miel de tu amor, aunque decidas que lo mejor es seguir tu camino sin mí.

  • Él es tan fuerte como una roca, pero tan volátil como una pluma y tan efímero como la belleza; su nombre es amor.

  • ¡Qué triste ha sido tu partida! Pero más triste aún es saber que siempre vivirás en mi corazón.

  • Sólo quien ama sin ser correspondido puede decir que conoce las tristezas que trae el amor.

  • Te odio por haberme hecho tan feliz, que ahora viviré eternamente la pena de tu abandono.

  • Ten cuidado de quien se haga dueño de tu felicidad, ya que al irse te despojará de tu sonrisa.

  • Mi boca sonríe, pero mi corazón llora en silencio por tu partida.

  • No es valiente quien suplica amor, sino aquel que aunque sienta que quiere rogar, se contiene y acepta la partida del ser amado.

  • A pesar de que tu partida es lo más triste que me ha pasado en la vida, te bendigo por haberme hecho más feliz que ninguna otra persona.

  • Contigo conocí el paraíso, pero hoy estoy en las puertas del infierno porque te has ido.

  • No permitas que alguien sea tu todo, sino al marcharse, también todo se lo llevará.

  • Me has despojado de mi corazón, de mi alegría y hasta de mi sonrisa, dándome a cambio las espinas que hacen que mi corazón se desangre ante tu partida.

  • No te culpo por no amarme, me culpo a mí por no poder dejar de amarte a ti.

  • No es el amor lo que hace daño, sino quien se apropia de él y usa su nombre en vano.

  • Contigo iría hasta el fin del mundo, pero hoy has decidido hacer el viaje tú solo. Que Dios te bendiga y cuide tus pasos. Yo me quedaré aquí velando por tu retorno, aunque eso me lleve la vida entera.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS